15 de octubre de 2010

*En el día de ayer


Comienza a entrar
la noche en el cielo,
con su manto extenso
y obscuro...
Se oye a los pájaros
regresar a sus nidos,
se escucha el rumor
del viento
que sopla las copas de los árboles,
y los mece;
el pasar de los autos,
el ir y venir de la gente
y la voz de mi vecino
del piso de abajo
que le grita enfadado a su mujer.

Es de noche,
y escribo meditabunda
a media luz
sentada en mi cama.
Dentro de mí
se alcanza a oír
la miseria en mis palabras,
en mi voz.

Es de madrugada
y trato de pensar en ti...
para saber si eres tú
lo que tanto me falta.
¿Me haces falta?
Yo misma me sorprendo, mi memoria
no puede traer tu recuerdo...
es imposible,
no puedo.
Sonrío.

No recuerdo tu nombre,
ni tu rostro,
ni la forma en que hablabas,
y los gestos que hacías al hablar.
No reparé en tus ojos,
tu boca
o tus manos,
el tipo de ropa que usabas,
o tu olor,
no lo recuerdo...
cuál era tu color favorito,
el color de tu camisa,
el color de tu corbata...
y si esque usabas corbata

Amaneció
y por fin
logro conciliar el sueño.

3 comentarios:

  1. tambien me gusto :D
    pero me surgieron preguntas....

    ResponderEliminar
  2. muy profundo, muy chevere, me hiciste transportar y vivir cada una de tus palabras..... me pregunto quien seria tu inspiracion?????
    (l. f. t)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno. Yo intentaba hacer algo parecido con mi blog pero al parecer no resulta. Saludos.

    ResponderEliminar