25 de mayo de 2010

*Querido Dios...


No ha pasado mucho tiempo
desde que te hablé por última vez,
sé que estás muy ocupado, pero Padre, mi pedido
no lo darás por olvidado.

Señor, yo sé que tú lo sabes todo,
y puedes ver más allá
de lo que ven mis ojos.
Pero me es difícil entender
la razón del por qué
de muchas cosas...

No te pido una señal,
sólo te pido
que me enseñes a amar más,
para que a pesar de la aflicción,
mostrar que todo lo puedo en Ti.

Te pido que me enseñes a sonreír,
para que los demás,
si se han olvidado de cómo hacerlo,
podérselo contagiar.
...A perdonar más,
que con su melodía divina,
el perdón, redime a cada corazón,
bueno o malo,
feliz o acongojado.

Querido Dios,
únicamente Tú conoces mi dolor,
Tú conoces hasta qué grado
ha llegado mi decepción
de quienes amé
y, tal vez, aún amo.

Ayúdame por favor,
necesito una mano,
sabes que no puedo sola.

Perdona mis pecados
conforme sea Tu voluntad,
olvida, Señor, la palabra mal dicha,
el acto mal intencionado,
y todas aquellas cosas
que no son de tu agrado.

Gracias por darme la oportunidad
de amar, y ser amada.
Gracias por escucharme,
sé que te he quitado tiempo valioso,
pero era necesario.

Espero que esta no sea la última vez,
hasta luego.
Amén.

2 comentarios:

  1. *.*
    como siempre...Realmente Hermoso ^^

    ResponderEliminar
  2. bueno ya he visto lo que escribes y me parece muy lindo, estoy seguro de que siempre piensas lo que deberias decir, a diferencia de mi, es realmente bello aunque creo que aun no inventan la palabra que describa esta belleza.

    ResponderEliminar