20 de enero de 2010

*Metro


Deslicé la tarjeta,
Y subí las escaleras...
Esperé un par de minutos,
Una vez que el metro hubo llegado
me senté en un banco desocupado,
con rumbo a quién sabe dónde
con motivo de quién sabe por qué…
Una vez en el asiento saqué el libro,
que había comenzado ayer.
Como hipnotizada en la lectura,
No presté atención a lo que a mi alrededor pasaba.
hasta que luego alcé la vista
el metro paraba...
Me bajé, porque ya no quedaban más pasajeros
y la voz de una mujer decía por altoparlante
''Fin del recorrido''
asique bajé y me eché a andar
a ver dónde mis pies me llevaban...
El metro había parado en un lugar cerca del mar,
… Sentí cómo el mar me llamaba a hacerle compañía,
Y comencé a caminar
Con dirección a la amplia bahía.
Mis pies, secamente, pararon.
Había llegado a la playa.
estaba solitaria al igual que yo
quizá porque era invierno
la única diferencia era que yo era así todo el año,
no solamente hasta el verano.
Me senté en la arena
a esperar que la eternidad pasara.
Me senté en la arena
para ver cómo mis penas se ahogaban
en el azul del mar
y se rompían cuando las olas azotaban las rocas…
Pero de pronto vino tu recuerdo
Y sin pedir permiso
se posó junto a mi
era silencioso…..
y dejaba un hueco hondo
era como el rumor de la brisa que soplaba en mi cara
pero estabas ahí.. como si algo esperaras.
Decidí, marcharme…
Para dejar tu recuerdo ahí,
Junto al mar…
Con más tristeza que de costumbre
volví a la estación,
volví a deslizar la misma tarjeta que antes me llevó,
bajé las escaleras,
esperé unos minutos,
y allí se encontraba nuevamente
lo que me llevaría de vuelta.
Esta vez en silencio observé
Que el metro estaba vacío
Como mi alma.
Ya no tenía penas por qué suspirar
Ni tu recuerdo
Para poderlo abrazar
Porque se lo di todo al mar.
Mis penas allí hundidas dejé
Tu recuerdo vagando quedo en la arena,
y no podre decirte otra vez
Que te extraño.
El metro robó mis memorias.

1 comentario:

  1. que bueno seria (especialmente , aca en la ciudad de mexico) tener un metro colindando con el mar, inimaginable por aca. me gusto tu forma de querer contarme una historia. en lo pretendido: postrar la soledad (lo hiciste), sucede algo muy lindo desde mi punto, en este tipo de textos casi siempre el escritor envuelve al lector y se siente la soledad.
    pero ¿que hacer si todo se lo ah llevado el mar? je

    ResponderEliminar